Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Henry y Cato, de Iris Murdoch (reseña de Ana Matellanes García)
  • Cine

    Mapa de los sonidos de Tokio película de Isabel Coixet (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    Living Proof, CD de Buddy Guy (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Doctor House (por Bernabé Sarabia)
  • Blog

    Camille Claudel en el infierno: un amor por Rodin (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    El banquete de los inocentes (por Florentino Huerga)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
viernes, 3 de diciembre de 2010
Los informes diplomáticos en Wikileaks y el espíritu infantil occidental
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[3817] Comentarios[2]
El periodista y escritor australiano Julian Assange ha puesto al mundo en jaque con sus filtraciones a través de Wikileaks. Todos los informativos abren desde hace días su tiempo con las “terribles revelaciones”. Ya saben, la mencionada web pone al descubierto los informes realizados por las distintas embajadas norteamericanas distribuidas por todo el mundo, y el mundo de la diplomacia se tambalea, se viene literalmente abajo




Juan Antonio González Fuentes

El periodista y escritor australiano Julian Assange ha puesto al mundo en jaque con sus filtraciones a través de Wikileaks. Todos los informativos abren desde hace días su tiempo con las “terribles revelaciones”. Ya saben, la mencionada web pone al descubierto los informes realizados por las distintas embajadas norteamericanas distribuidas por todo el mundo, y el mundo de la diplomacia se tambalea, se viene literalmente abajo.

Desconozco si la propia web y los periódicos que publican la información están dosificándola buscando rentabilidad, es decir, vender más periódicos y que cada vez más gente entre en el portal de Assange. Desconozco si las revelaciones realmente importantes se están dilatando en el tiempo siguiendo los usos y costumbres de los folletines al uso, esperando crear un clímax propicio para lanzar la auténtica y demoledora bomba. Digo esto porque hasta la fecha las “asombrosas revelaciones” son realmente inocuas, previsibles y absolutamente elementales. La diplomacia estadounidense, a tenor de lo desvelado por Wikileaks, queda bastante malparada pero no por lo que se supone, sino porque los informes emitidos los podría haber hecho cualquier ciudadano no muy espabilado de los países en cuestión. Tener una embajada en Roma para llegar a la conclusión de que Berlusconi es un mujeriego que se tiñe el pelo, es sonrojante. Tener una embajada en Madrid para informar de que Rodríguez Zapatero es un incapaz, es algo así como para estar abochornado. Y descubrir que la diplomacia norteamericana presiona a los distintos poderes de los países aliados para que no se lesionen los intereses USA, no requiere desde luego un exceso de imaginación. Todos estos informes, todas estas revelaciones, todas estas conclusiones (innsisto, las conocidas hasta ahora)…, las podría haber redactado yo desde el dormitorio de mi calle santanderina, entre sorbo de café y caricia a mi perro.



Para colmo, el escándalo creado por la difusión de estos informes diplomáticos lo que sí revela es la contumaz ignorancia histórica de los periodistas de nuestros días y de la mayoría de sus lectores. Hace siglos que las embajadas de las grandes potencias redactan informes semejantes a los publicados ahora. En el Foreing Office británico deben conservarse toneladas y toneladas de papeles en los que generaciones y generaciones de diplomáticos ingleses han puesto a caldo a reyes, ministros y presidentes de gobierno de todo el globo terráqueo a lo largo de décadas y décadas. Informes en los que se informaba (valga la redundancia) de turbios arreglos, de presiones políticas, de amenazas veladas o directas, de extorsiones en beneficio de intereses económicos británicos, de compra y venta de favores… En fin, de lo que en realidad viene a ser el ejercicio diplomático desde que se inventó: un juego de presiones y represiones, de venta y compra de favores, de amenazas y súplicas, de maniobras en la sombra o a cara descubierta…, siempre en el supuesto beneficio del país e intereses representados.

Hay publicados decenas de libros de historia estudiando y analizando estos informes, y sin ir más lejos se ha estudiado nuestra última guerra civil partiendo de los informes emitidos por las embajadas y consulados de Francia, Inglaterra, EE.UU, Alemania e Italia nuestra geografía.

Querido Julian Assange, no hay nada nuevo bajo el sol, como ya decían los romanos hace unos cuantos siglos. Lo que de verdad revela el fenómeno que has puesto en marcha es el increible espíritu naïf que en el fondo poseen nuestras sociedades occidentales. Sociedades que parecen vivir inmersas en una historieta de Walt Disney en las que los buenos son muy buenos y los malos muy malos; en las que existen los puros de corazón inmaculado y los malvados a cualquier hora del día.

Lo único preocupante del fenómeno wikileaks es que su éxito es la mejor prueba de nuestro infantilismo.

***


Últimas colaboraciones de Juan Antonio González Fuentes (Diciembre 2010) en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: William Kennedy: Roscoe, negocios de amor y guerra (Libros del Asteroide, 2010)

LIBRO (noviembre 2010):
Joyce Carol Oates: Bestias (Papel de Liar, 2010)

LIBRO (octubre 2010): Kazuo Ishiguro: Nocturnos (Anagrama, 2010)

LIBRO (septiembre 2010): Andrés Trapiello: Las armas y la letras. Literatura y guerra civil (1936-1939) (Destino, 2010)

LIBRO (julio 2010):
Oriol Regàs: Los años divinos (Destino, 2010)

LIBRO (junio 2010): Peter Sloterdijk: Ira y tiempo. Ensayo psicopolítico (Siruela, 2010)

LIBRO (mayo 2010):
Irène Némirovsky: El caso Kurílov (Salamandra, 2010)

LIBRO (abril 2010):
Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré (Periférica, 2009)

CINE (abril 2010): Kathryn Bigelow: En tierra hostil (2008) 

LIBRO (marzo 2010): Patrick McGilligan: Biografía de Clint Easwood (Lumen, 2010)

CINE (marzo 2010): Martin Scorsese: Shutter Island (2009)

LIBRO (febrero 2010): Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010):  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)

-Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, creación, historia, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios
14.12.2010 15:27:35 - JORGE NICOLAS



ud a dado en el clavo.
pero de que hacemos tanto barullo, si cada uno en su lugar, modesto o importante, ya lo sabia. internet y los diarios nos tienen bien informados. lo que pasa que todos a veces tenemos las gajas opacas.
hoy es el primer que leo sus articulos.
voy a hurgar en los anteriores. son de mi agrado.
muchas gracias.


16.12.2010 11:30:13 - Rogelio López Blanco



En una entrevista de Elena Viñas a Juan Pablo Fusi para elimparcial.es (16-12-2010, el prestigioso historiador español deja, a mi juicuio, muy claro la trascendencia de la información vertida en Wikileaks

Como historiador, ¿qué opina de Wikileaks?

A ningún historiador le sorprende el tono de los comentarios que aparecen en este tipo de documentos. Cualquiera que haya leído la correspondencia de un embajador inglés de 1840 con su enviado a España sabrá que hablan con libertad y opinan directamente sobre la política, los militares o sobre la reina, por ejemplo. No hay sorpresa ninguna, por tanto, en el uso de este lenguaje privado. Sí es curiosa la importancia que cobra este tipo de información al ser publicada y alcanzar una gran dimensión. Como historiador diría que la toma de decisiones de Estados Unidos o de cualquier otro país no depende en absoluto de los comentarios que pueda recibir el secretario de Estado o el presidente de una República de un embajador. Lo que sí son importantes son los informes militares y económicos que elaboran los países o publican los periódicos. Eso tiene mucha más trascendencia.

En definitiva, y vuelvo a subrayar la frase de JP Fusi:

"Como historiador diría que la toma de decisiones de Estados Unidos o de cualquier otro país no depende en absoluto de los comentarios que pueda recibir el secretario de Estado o el presidente de una República de un embajador". Pues eso.

Ver entrevista completa en:

www.elimparcial.es/cultura/juan-pablo-fusi-raymond-carr-75661.html










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Los Pagaza, de Maite Pagazaurtundua (reseña de Rogelio López Blanco)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Luis María Llena, autor de El viejo que me enseñó a pensar (Jesús Martínez)