Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
Historial de visitas

  • Novedades

    Wise Up Ghost, CD de Elvis Costello and The Roots (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    Ciudad de vida y muerte, película de Lu Chuan (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Gentle Spirit, CD de Jonathan Wilson (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    La izquierda en México (por Renward García Medrano)
  • Blog

  • Creación

    Poemas de Urbano Blanco Cea
Autores
Secciones
Temas
De
Hasta
Contiene
Autores
Temas
De
Hasta
Contiene
01.08.2013
Jon Klasssen: <i>Este no es mi bombín</i> (milrazones, 2013)
Este no es mi bombín (milrazones, 2013), de J. Klassen, un tractatus ironicus
Reseñas de libros / Ficción
La obra de Jon Klassen gira alrededor de ese complejo eje central que es la mentira, la apariencia y los deseos más primarios (yo, mío, quiero…). En Este no es mi bombín, Klassen recurre de nuevo a microestructuras hiperrepetitivas, al minimalismo más acendrado y a la aventura concisa pero narrada con un buen puñado de detalles significativos, todo ello para abordar un tema enorme, justo a la altura o del tamaño (inmensos) de la inteligencia y el humor infantiles. Resumen argumental: un diminuto pez le roba un bombín a un gran pez y huye a esconderse a un bosque de algas, pero es delatado por un cangrejo en el que el pequeño pez confiaba (por Carmen Palomo)
07.11.2012
Chris Haughton: <i>¡Oh no, Lucas!</i> (milrazones, 2012)
Chris Haughton: ¡Oh no, Lucas! (milrazones, 2012)
Reseñas de libros / Ficción
El Lucas del título es un perro encantador, con buenas intenciones, pero acosado por las dudas y lo que estas esconden: la tentación, el encanto irresistible de lo prohibido. «¿Qué hará Lucas?» es el leitmotiv de la obra, traducible a «¿cómo resistirse a comerse la tarta, a perseguir a Gato, a desbaratar la tierra de las macetas, a…?». ¡Oh no, Lucas! no resultaría tan seductor sin las maravillosas ilustraciones de Chris Haughton. La base es una estética minimalista, de colores planos y vibrantes, grandes volúmenes, ausencia de fondos y objetos sencillos. A ello se añade un toque expresionista con los elocuentes ojos (y las orejas) de Lucas, capaces de registrar todos los estados anímicos que subyacen a la trama: el deseo, la duda, la diversión, la contrición, la satisfacción por la superación... (por Carmen Palomo)
01.12.2011
Olive Schreiner: <i>Historia de una granja africana</i> (milrazones, 2011)
Olive Schreiner: Historia de una granja africana (milrazones, 2011)
Reseñas de libros / Ficción
Olive Schreiner escribió Historia de una granja africana antes de cumplir los 25 años. ¿Cómo es posible tener a esa edad una percepción tan hiriente y desangelada de la amargura existencial, una vivencia tan potente del fracaso? Tuvo un éxito literario inmediato. ¿Pero qué es lo que leyeron ahí sus contemporáneos, si no fue una ferocísima crítica social, un grito contra un Dios inexistente y contra las mentiras y las instancias de poder que interesadamente promovían y promueven la santa resignación? (por Carmen Palomo García)
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Nacionalidades históricas y regiones sin historia, de Roberto Blanco Valdés (reseña de Rogelio López
  • Publicidad

  • Autores