Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Wise Up Ghost, CD de Elvis Costello and The Roots (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    Si la cosa funciona, película de Woody Allen (por Juan Antonio González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    Bowie. Amando al extraterrestre (por Christopher Sandford)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    El futuro de Cuba (por Joaquín Roy)
  • Blog

    Chejov en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Desayuno de tedios con café y azúcar (por Zamir Bechara)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
viernes, 6 de junio de 2008
El Racing de Santander es cántabro, no español
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5290] Comentarios[13]
El Racing de Santander jugará la próxima temporada de fútbol, por vez primera en su historia, una competición europea, y los “nacionalistas” cántabros se niegan a que en la camiseta del equipo esté la bandera española

Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

En alguna otra ocasión ya he tratado aquí las idioteces imitativas que el regionalismo radical (el nacionalismo, para qué vamos a andar con zarandajas) lleva a cabo o propone en mi región, Cantabria. Cuando se habla de los problemas del nacionalismo en España, de forma natural y lógica se piensa siempre en el País Vasco, Cataluña y Galicia, y con mucha menos frecuencia se analiza lo que ocurre en otras geografías con organizaciones regionalistas o nacionalistas menos polémicas y radicales, pero que llevan años, décadas, realizando una decidida labor de acoso y derribo a todo lo que signifique España o lo español.

No es ni mucho menos Cantabria una región española caracterizada precisamente por una posición equívoca a estos respectos, pero tampoco deja de ser un interesante laboratorio en el que estudiar con precisión cómo se construye, inventa y fomenta el nacionalismo por pequeños grupos que paso a paso van abriéndose camino en la opinión pública, en el sentir de sectores crecientes de la población y en el manejo de cada vez más importantes partidas de los presupuestos públicos.

El último caso en Cantabria se acaba de producir estos días, a raíz de la que en principio debía ser una buena noticia. El equipo de fútbol de la ciudad, el Racing de Santander, ha realizado una de sus mejores temporadas en Primera División en sus casi 100 años de historia. El Racing ha jugado las semifinales de la Copa del Rey y se ha clasificado en sexta posición del campeonato, logrando el premio de jugar por derecho propio la próxima temporada, por vez primera en su dilatada historia, una competición europea, la Copa de la UEFA.

El Racing de Santander es un equipo de fútbol profesional que oficialmente está en manos de una empresa privada, con sus directivos, presupuestos, etc... El Racing, para subrayar su presencia la temporada venidera en los campos de fútbol de Europa, estrenará nuevas equipaciones, y al igual que ha hecho el Sevilla F.C. (ganador de dos de las tres últimas Copas de la UEFA), se ha contemplado que estas equipaciones lleven en alguna de sus partes más visibles una pequeña bandera de España. ¿Algún problema?
 
Escudo del Racing de Santander

Pues parece que sí. De forma casi inmediata la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC), organización financiada con dineros públicos, ha emitido un comunicado protestando por tan singular ocurrencia, y exigiendo a la sociedad cántabra que intervenga para evitar el supuesto despropósito. Según ellos el Racing de Santander es fundamentalmente un equipo cántabro, seguido sólo por cántabros, ilusión de los cántabros, fomentador de la identidad cántabra, detentador de valores cántabros..., y cualesquiera demás gilipolleces, ditirambos, exageraciones y espejos deformados de azogue valle-ínclanescos que al lector se le ocurran y quiera añadir aquí.

Y como tal equipo exclusivamente cántabro, el Racing de Santander, de llevar alguna, sólo debe llevar una enseña en su camiseta: la de Cantabria, claro, una franja blanca arriba y otra roja abajo. Vamos, la bandera oficial de Polonia desde el 1 de agosto de 1919.

Se da la curiosidad que entre los socios fundadores de ADIC está el actual presidente de la Región, el regionalista Miguel Ángel Revilla, quien, por cierto, jamás ha renegado de su españolidad, más bien al contrario. Pero siguiendo con las curiosidades, no estará de más señalar que el actual presidente de la ADIC, un tal Bernardo Colsa, según leo en la prensa local es miembro del Partido Regionalista de Cantabria, trabaja en alguna empresa pública dependiente de la Administración Regional, y tiempo atrás fue uno de los líderes de las Juventudes Verdiblancas, especie de hooligans racingistas entre los que se dice, se cuenta, surgen los pitos y silbidos cuando con motivo de algún partido de la anecdótica selección cántabra de fútbol suena en el campo el himno nacional, el español, aclaro.

La directiva de ADIC puede opinar lo que le venga en gana y tiene todo el derecho a comunicarlo públicamente. Tiene el derecho a decir, difundir, representar y escribir incluso gansadas como la que hasta aquí nos trae. Pero lo que no puede permitir un gobierno y su administración es que las gansadas, de un modo otro, estén financiadas con dinero público. No sólo los miembros y directivos de ADIC deben reflexionar con respecto a los derroteros por los que conducen sus propuestas y posturas, debe ser toda la sociedad de Cantabria y toda la sociedad española en general la que debe de una vez por todas se detenga a analizar muy seriamente a dónde conduce el anti-españolismo que de forma larvada y lenta está calando (surrealismo puro) en su propio seno más joven y menos crítico. Y además, esta labor de zapa, de “deconstrucción” demencial e insólita, cuyo objetivo primordial es “deconstruir” desde dentro para volver a construir también desde dentro y bajo el control nuevo de la cultura de lo excluyente, no sólo está siendo tolerado por los poderes públicos que prefieren mirar hacia otro lado mientras se pliegan al viejo dicho de “a río revuelto, ganancia de pescadores”, es que además está siendo financiado con fondos públicos, en un operación de suicidio social y cultural colectivo sin precedentes que sólo puede ser fruto del desvarío histórico, la ignorancia multiplicada por sí misma en operación de carácter exponencial, y la pérdida completa de juicio crítico.

Esto se está pareciendo cada vez más al camarote de los hermanos Marx, pero este camarote no tiene ninguna gracia.


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.

Comentarios
06.06.2008 13:39:11 - Rogelio López Blanco

A efectos de conocer más a fondo esta ONG de "Estúpidos sin Límites pero con Fronteras", recomiendo el post de hoy del Blog de Carlos Martínez Gorriarán, donde aparece una carta escrita desde Atenas muy aleccionadora www.bastaya.org/www2/habitual.php
Saludos


07.06.2008 22:26:59 - antonio barrachina

Deja de insultar. Métete con ADIC si te la sale de las narices pero ni insultes ni chantajees a tus lectores con estas mentiras. ADIC se financia con la cuota de sus socios y acude a subvenciones públicas con sus proyectos, como todo el mundo. La Juventudes las fundó, entre otros, el sr. Colsa y no organizaron nunca ninguna pitada al himno español. Fue en un partido de la selección cantabra cuando se quiso imponer el himno español, se impuso y el público contestó silbando. Y ojo, no fueron cuatro gatos, pregunta, pregunta


08.06.2008 16:22:24 - el autor

Estimado señor Barrachina: Leo su exabrupto con alguna perplejidad, pues después de repasar el texto unas dos mil veces no he encontrado una sombra gris de insulto en las líneas. Pero lo que me deja si cabe más perplejo es que el resto de su texto sólo viene a confirmar lo dicho en el mío, matizando tan sólo lo cuantitativo, rasgos que entra de lleno en lo opinable.
Lo único que me ha molestado de su respuesta es el tuteo. No nos conocemos de nada y, francamente, no le he dado a usted ningún permiso ni ningún pie para que me trate de tú, algo que la más elemental regla de la buen educación reserva sólo para los amigos e íntimos. Como su amistad de momento no es objeto de mi existencia, sí le ruego que no use en sus comunicaciones familiaridades que nadie le ha permitido. Gracias por su lectura, que intuyo poco provechosa.


14.03.2009 11:31:52 - Cabo Mayor



Sencillamente paranoico, mentiroso, provinciano y anticántabro.
Me produce enorme perplejidad que en esta tierra nuestra, todo lo que suene a distinto, a nuestro, a no español, a IDENTIDAD CÁNTABRA es asqueado, de verdad no lo comprendo.
ADIC es una organización, que por cierto, que se financie con intereses públicos es una mentira tan grande como la casposidad de este artículo, que a lo largo de su historia se ha ganado por su propio peso el sitio en la sociedad cántabra que merece.
El tema de la bandera en el racing, que tantos rios de tinta ha hecho correr, es un tema, que aunque haya gente que se niegue a reconocer, ha habido mucha gente a la que ha molestado, y ha habido una parte de la sociedad cántabra (mayor de la que ustedes alcanzan a comprerder, o no quieren comprender) a la que no la ha parecido nada bien, por los motivos que sean, y ADIC como "portavoz" de esa parte de la sociedad, atendiendo a las numerosas quejas y sirviendo de cauce reivindicativo para que se diese a conocer ese malestar, no a hecho más que espresas su opinión sobre un tema que tiene tanto derecho a opinar omo cualquiera, y más siendo una de las asociaciones más lonjevas de esta tierra y que tantas veces a estado apoyando al racing, y no olvidemos que de los muchos socios del racing, bastante gente, yo diría mucha gente, no estuvo deacuerdo con esa decisión, y fue ADIC la que lo denunció y la que se mojó para denunciarlo.
Por último, ADIC ni es regionalista, ni nacionalista, ADIC es una organización CANTABRISTA, en la que hay mucha gente de distinta forma de pensar dentro del cantabrismo, y eso, su heterogeneidad es lo que más crédito la da. Ahora bien una pregunta: ¿hay algún problema en que seamos "nacionalistas" yo personalmente lo soy, pero pertenezco a una asociacion heterogenea como he dicho, pues eso, ¿produce miedo esa palabra?, yo que vosotros iiba desempolvando la camisa azul, no vaya a ser que la leal provincia de santander se rinda al malvado nacinalismo, judeo masón..¡qué desfachatez! a donde ibamos a llegar por dios...
en fin..
saludos nacionalstas.


07.10.2009 20:03:23 - RICARDO



Cantabrista... bonito "palabro". A ver si yo, con mi corta mente provinciana, paranoica, mentirosa y por supuesto anticántabra, he sido capaz de entender algo. La tal ADIC es heterogenea pero nacionalista, en todo caso cantabrista... ah! pero provincianos somos los demás, vale!. Los que no pensamos como los sres. de ADIC mostramos asco hacia nuestra tierra, pero nosotros somos los que mentimos, vale!. Según parece tan ilustre asociación se siente perseguida porque se expongan opiniones contrarias a ella, pero los paranoicos somos los demás... vale!. Además de todo ello nos dicen que nos tenemos que vestir de azul, es para identificar a los "anticántabros"? y si nos colocais una estrellita que eso ya está inventado?. Cabo Mayor, Cabo Mayor, con estas explicaciones soldadito y raso. Eso si, para que se vea su amplitud de miras resulta que ahora también hay que distinguir entre un saludo sin más y un SALUDO NACIONALISTA,está bien eso.
P.D.: Recomiendo releer (volver a leer lo escrito) con el fin de corregir posibles errores. Salvo que sea en idioma cántabru, claro está.



23.12.2009 0:25:20 - gggk



Sí, un ¿palabro? como cualquier otro. Tan respetable como cualquiera de los que puedes encontrar en el diccionario de la RAE.


06.01.2010 0:09:41 - Mentira



Sr Fuentes, es usted un mentiroso. Lo digo con toda la contundencia del significado de la palabra. Mientes en todo lo que dices que ha pedido ADIC, mientes en lo que dices del pasado de Bernardo Colsa. Insultas directamente los comentarios de ADIC que me imagino te replicará sin entrar si quiera a ver, a leer detenidamente su comunicado. Tienes esterotipada a la asociación y te da igual todo lo demás..... Eres un radical, peligros además porque eres un mentiroso. Hablas de oídas sobre la financiación de ADIC, dejas caer bulos que no son ciertos.... estás señalando con el dedo para acusar a unos de lo qeu no son y de lo que no hacen simplemente porque rechazas lo que dicen que, por supuesto, insultas y desprecias.... Es una pena que no dediques ni un ápice a decir donde trabajas, como conseguiste el puesto..... Quizás tus años al lado del expulsado de ADIC que pasó a la historia por arriar la bandera de Cantabria te hayan abducido, o quizás también la información sesgada e interesada que te llega de otros colegas tuyos de centro.... por cierto, tampoco hablas de como se financian tus revistas y demñas que no interesan absolutamente a nadie -a las pruebas me remito de un pírrica carrera literaria-... En fin, que mñas decir de ti......


30.04.2010 6:54:47 - Cántabro



Efectivamente, el Racing es cántabro. ¿Por qué?, más que nada porque tiene sede en la capital de esta región, es todo un símbolo de Cantabria, los cántabros muestran mayoritariamente un sentimiento de pertenencia a la hinchada de este equipo y no dudo en afirmar que más del 90 % de simpatizantes pertenecen a nuestra comunidad autónoma. También es español por ser cántabro, pero eso no quiere decir que sea representativo de España. Si nos ponemos a realizar absurdas ampliaciones del marco de cada cosa, también podríamos decir que el Racing representa a la Unión Europea o a la Vía Láctea.


02.07.2010 22:50:52 - rtgjyuhhrgfdc



d


14.11.2010 23:15:15 - autor



Estimado/a Mentira (qué nombre más apropiado!!). Trabajo en el Centro de Estudios Montañeses, institución sobre la que he dejado escritos aquí mismo algunos textos. Por lo demás, lo cierto es que no sabría qué contestar, dado el pésimo español que usted escribe. No entiendo prácticamente nada. Por favor, si espera de mi alguna respuesta, repase su texto, aclare las ideas, reescríbalo y vuelva a enviarlo. Espero enterarme de algo entonces, y así poder ofrecerle alguna respuesta. Amigo/a Mentira le sugiero también la redacción de dictados, es una de las pocas formas realmente eficaces de aprender a escribir algunas líneas legibles. Aquí le espero impaciente.


14.11.2010 23:20:34 - autor



Ah, señor/a Mentira, se me olvidaba decirle otra cosa. Nadie le ha dado permiso para traterme de tú. De tú sólo me hablan mis amigos y a quienes se lo permito. A usted, sea quien sea, no se lo permito, pues no conozco de nada a ningún/a Mentira. Si vuelve a escribirme hágalo, por favor, ateniéndose a las más elementales normas de urbanidad, no vayan a pensar por ahí que los "cantabristas" (sic) son unos mal educados.


20.11.2010 15:03:53 - Fran



Cántabros ! Alzaos contra el cáncer españolista-castellanizante !! Són ellos los que contaminan y mancillan la verdadera esencia de los pueblos peninsulares. Y no son gente como yo quién se va a cargar Ejpaña. Desear la unidad de España monopensante y monoglota es ser un franquista con todas las de la ley; ya no quedan franceses contra los que protegernos. La soberanía para los pueblos, que NO pertenece a castellanos mesetarios fascistas sobre éstos mismos pueblos !!! Invasores descerebrados fascistas, desarraigados e ingratos también los sufrimos en Cataluña y en todas partes con sus insultos, vejaciones y paranoias universalistas ! España es un enclave geográfico y punto !!


14.01.2012 2:13:29 - ag@hotmail.com



jderr, si el racing no es un equipo español q ses alga d e laliga española. facil, septiembre y a jugar contra el tropezon y el naval. bueno ao mejor lo sacan sin más porque no es q vaya muy bien










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Fragmentos de un libro futuro, de Jose Ángel Valente (reseña de Manuel Crespo López)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista con Jerónimo Tristante, autor de El valle de las sombras (por Bibiana Ripol)