Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Marc Antoni Broggi: Por una muerte apropiada (reseña de Bernabé Sarabia)
  • Cine

    Crítica de Tropa de élite, película de José Padilha (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    One Kind Favor, CD de BB King (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    ¿Qué fue del Choque de Civilizaciones? (por Vicente Palacio de Oteyza, 24-3-2001)
  • Blog

    “La Torre de los Sueños” de José Hierro (blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    El Incendiario, de Miguel Veyrat
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
martes, 13 de febrero de 2007
Richard Sennett: “La nueva cultura del capitalismo” (Anagrama, 2006)
Autor: ojosdepapel - Lecturas[7132] Comentarios[0]
Ahora aflora la fragmentación de la vida social, y a la disociación del poder y de la autoridad en el plano político responde, en el plano económico, la fractura entre el éxito personal y el progreso social.

www.ojosdepapel.com


Título: La nueva cultura del capitalismo
Autor: Richard Sennett
Traducción: Marco Aurelio Galberini
Editorial: Anagrama
Lugar y fecha: Barcelona, 2006
Páginas: 185
Precio: 15 €

En este nuevo ensayo, Richard Sennett estudia la evolución de las instituciones, las competencias del individuo y las formas de consumo en relación con las aspiraciones libertarias de los años sesenta. Tras el estallido de las burocracias y de las constricciones, aflora ahora la fragmentación de la vida social, y a la disociación del poder y de la autoridad en el plano político responde, en el plano económico, la fractura entre el éxito personal y el progreso social. Asistimos a una verdadera deriva no progresista de la cultura neocapitalista. Sennett explica los tres desafíos que se imponen al individuo: ser capaz de definirse a través de constantes mutaciones profesionales, dar la talla en una sociedad en la que el talento ya no se valora y buscar un lugar desde el cual mantener los vínculos con el pasado. Convencido de que el ser humano no podrá construirse en estas condiciones, Sennett apuesta por una revuelta contra esta cultura de la superficialidad.

Richard Sennett, sociólogo y profesor de la prestigiosa London School of Economics, es autor de algunos de los ensayos más provocadores e incisivos de nuestro tiempo sobre el trabajo, la familia y las clases sociales, entre los que destaca La corrosión del carácter (Anagrama, 2002), Premio Europa de Sociología, que tuvo una extraordinaria acogida internacional, y El respeto (Anagrama, 2003).

En su crítica para el suplemento cultural de La Vanguardia, el profesor de Comunicación, filósofo y ensayista Ferrán Sáez Mateu, que titula “Mundo sin anclas” (7-2-2007), describe el contenido del libro y la nativa que presenta Sennett:

En La nueva cultura del capitalismo Sennett retoma temas que ya había analizado anteriormente (en realidad, el ensayo contiene tres conferencias pronunciadas en el 2004) pero los funde en una visión panorámica muy más ambiciosa. Últimamente se ha hablado mucho del carácter líquido de nuestra actual condición histórica, Sennett insinúa que, más que líquida, la existencia humana en los tiempos de la globalización se ha vuelto viscosa: resbaladiza, inestable, sin agarres. Hace solamente una generación, un trabajador –no importa si manual o intelectual, autónomo o asalariado— podía esbozar un relato plausible de su existencia (es decir, de algo ligado a un curriculum pero que va más allá de esa enumeración de peripecias académicas y laborales). Ese relato se refería a cómo una determinada preparación y el cultivo de ciertas aptitudes desembocaban en un trabajo concreto, con todo el entramado relacional que éste conlleva: vínculos sociales, institucionales y personales estables y duraderos. Actualmente eso ya no es así. Pero reducir el problema que planteamos al del necesario dinamismo laboral que plantea el nuevo capitalismo carece de sentido. No hay nada trágico en el hecho de afrontar creativamente nuevo retos en el contexto de un mundo cambiante; al contrario, pueden ser estimulantes y enriquecedores, como l reconoce el mismo Sennett. La verdadera tragedia llega con la reinvención constante de nuestra propia identidad personal, marcada en buena parte por nuestro trabajo y todo lo que éste implica: mucho más que la mera recepción de un sueldo. Reciclarse laboralmente, en definitiva, no es lo mismo que reinventarse vitalmente de un modo continuo y radical. En el primer caso, la apuesta afecta a nuestro esfuerzo, a nuestras capacidades; en el segundo, en cambio, ponemos en juego nuestra propia identidad personal, la conexión incierta entre lo que hemos sido y lo que deseamos ser, o seguir siendo, en el futuro. Sin ese vínculo, el yo personal se transforma en lazo inconsistente que nos arroja a una existencia intranquila, fragmentada y carente de sentido.

Sennett no es un apocalíptico, ni aboga por soluciones maximalistas ni fantasiosas. Lo que propone es absolutamente realista y factible. Las nuevas reglas del juego del capitalismo no son, ciertamente, tan fáciles de corregir como una disposición administrativa, pero eso no significa que no puedan ser objeto de modificaciones sustanciales, al menos a medio plazo.

___________________________________________________________________
NOTA: Este blog es una suerte de Escaparate dedicado a los libros y revistas, pero no a la crítica, sino a dar noticia de ellos a través de la información que proporcionan las editoriales, la prensa y las revistas y suplementos culturales.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Flores que esperan el frío de Esther Muntañola (reseña de Marta López Vilar)
  • Publicidad

  • Autores

    Un escritor todoterreno: a propósito de la reedición de Playas, ciudades y montañas, de Julio Camba