Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Marc Antoni Broggi: Por una muerte apropiada (reseña de Bernabé Sarabia)
  • Cine

    Déjame entrar, película de Tomas Alfredson (crítica de Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Raising Sand, CD de Robert Plant y Alison Krauss (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Jóvenes (por Renward García Medrano)
  • Blog

    Transformaciones del siglo XX: el mundo en 1900 y en 2000 (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Desayuno de tedios con café y azúcar (por Zamir Bechara)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
miércoles, 5 de enero de 2011
Ley Antitabaco: se puede fumar en psiquiátricos, cárceles y asilos
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[7652] Comentarios[4]
¿Conocen ustedes en qué lugares públicos y cerrados la ley sí se permite fumar? Tomen nota: ¡cárceles, psiquiátricos y residencias de ancianos! Nada más que añadir, que cada cuál escriba su propio cuento




Juan Antonio González Fuentes

La nueva Ley Antitabaco del gobierno Zapatero prohíbe fumar en cualquier espacio público cerrado salvo las casas particulares. Por tanto queda terminantemente prohibido fumar en bares y restaurantes, en aeropuertos y pabellones deportivos, en edificios públicos, en las zonas comunes de los edificios particulares colectivos (incluyendo, claro, los ascensores). Incluso se prohíbe fumar en las cercanías indeterminadas de hospitales y parques infantiles.

Como era de esperar la nueva ley ha desencadenado una auténtica catarata de opiniones de muy diversa índole en los medios de comunicación e, incluso, reacciones para todos los gustos en los lugares en los que la prohibición sin duda es más polémica: bares y restaurantes. Ya ha habido incluso un hostelero agredido por un fumador al que se le llamó la atención.

No soy fumador y lo cierto es que siempre me ha molestado el humo de los cigarros y cigarrillos en bares y restaurantes. Pero no voy a entrar aquí en ninguna polémica a favor ni en contra de la ley, ni voy a subrayar los principales aspectos más relevantes de la misma. Me refiero, por ejemplo, a la intromisión del señor Estado en la vida particular de sus ciudadanos y negocios particulares, a la defensa de la salud pública, al hecho de prohibir fumar pero cobrar jugosos impuestos por su comercialización, etc, etc…



Venga al sabor de..."MARLBORO": Anuncio de 1988 (vídeo colgado en YouTuber por peneNtrante)

No, lo que pretendo en estas líneas es lanzarle una mirada al asunto pero desde el punto de vista literario. Es decir, ver la realidad diaria desde lo que en ella hay de posibilidad de hacer literatura, y en este sentido la nueva Ley Antitabaco ofrece una cara realmente kafkiana.

¿Conocen ustedes en qué lugares públicos y cerrados la ley sí se permite fumar? Tomen nota: ¡cárceles, psiquiátricos y residencias de ancianos! Nada más que añadir, que cada cuál escriba su propio cuento. 


***

Últimas colaboraciones de Juan Antonio González Fuentes (Enero 2011) en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Nicholson Baker: El antólogo (Duomo Ediciones, 2010)

LIBRO (diciembre 2010): William Kennedy: Roscoe, negocios de amor y guerra (Libros del Asteroide, 2010)

LIBRO (noviembre 2010):
Joyce Carol Oates: Bestias (Papel de Liar, 2010)

LIBRO (octubre 2010): Kazuo Ishiguro: Nocturnos (Anagrama, 2010)

LIBRO (septiembre 2010): Andrés Trapiello: Las armas y la letras. Literatura y guerra civil (1936-1939) (Destino, 2010)

LIBRO (julio 2010):
Oriol Regàs: Los años divinos (Destino, 2010)

LIBRO (junio 2010): Peter Sloterdijk: Ira y tiempo. Ensayo psicopolítico (Siruela, 2010)

LIBRO (mayo 2010):
Irène Némirovsky: El caso Kurílov (Salamandra, 2010)

LIBRO (abril 2010):
Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré (Periférica, 2009)

CINE (abril 2010): Kathryn Bigelow: En tierra hostil (2008) 

LIBRO (marzo 2010): Patrick McGilligan: Biografía de Clint Easwood (Lumen, 2010)

CINE (marzo 2010): Martin Scorsese: Shutter Island (2009)

LIBRO (febrero 2010): Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010):  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)

-Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, creación, historia, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios
27.01.2011 23:11:43 - vicente



trabajo en un psiquiatrico.soy fumador.tengo que dar fuego a los pacientes.tragarme su primer humo al encender su cigarrillo.que fume el paciente me parece muy bien,pero yo no soy camarere etc etc ,para tener que aguantar ahora su cigarrillo.a parte delas ganas de fumar y sus consecuencias que trae para mi.No deberia la empresa de pagar daños y perjuicios a los trabajadores por este hecho?.no estamos en ningun club privado de fumadores.y segundo decir que vivo en tarragona,y desde que vivimos en un espacio sin humo ,esto huele mas a petroquimicas e industrias de alrededores.a tener en cueta que estamos en la provincia de españa mas contaminada y con mayor indice de tumores malignos.


17.03.2011 11:02:14 - Paqui
Respuesta al comentario de vicente el 27.01.2011.

"No fumes pero compra"..(y compra con todas las porquerías químicas que todos sabemos se les añade al tabaco y son los verdaderos cancerígenos pero muy adictivos) !Valiente hipocresía!. Soy madre de un enfermo mental que, para su desgracia y la mía, desde pequeño sufre de esquizofrenia paranoide. Ya ha sido ingresado, contra su voluntad, cuatro veces en la unidad de agudos, pues que yo sepa, cerraron todos los centros psiquiátricos y están, bien a cargo de los familiares, que acabamos peor que ellos, o bien en cárceles (a nadie le resulta paradójico el término preso enfermo mental?. Ese no es en absoluto su sitio); o bien tirados por las calles, o, como en el caso de mi hijo, ingresado en una unidad de agudos por no más de quince o veinte días, tras los cuales les dan el ¿alta? para que "los familiares nos los comamos con papas" ante la falta de medios, que nadie que no esté , por suerte para él, viviendo en este inframundo, sabe realmente el dolor y sufrimiento, tanto de enfermos, como de familiares, que hemos de luchar contra demasiados frentes: la durísima enfermedad y la total escasez de medios para su inserción laboral ,(y no digo re-inserción como se hace con los presos, porque mi hijo, con 25 años no tiene, ni va a tener posibilidad ni de inserción, así como tampoco a cotizar mientras está privado de libertad contra su voluntad, como se hace con los presos; sólo que mi hijo no ha cometido ningún delito). Esto les lleva a la desesperación, y acaban conviertiéndose en drogadictos, alcohólicos...(tal y como refleja la psiquiatra de mi hijo en un informe: "en un intento vano de evadirse de la realidad"). No es de extrañar que, en semejantes condiciones, acaben buscando algún "colectivo" donde poder "integrarse", pues parece que a todos se les olvida que son personas, y, puesto que en esta sociedad no tienen cabida, se unen al "colectivo de delicuentes", donde curiosamente sí tienen cabida. Mi hijo, como casi todos los enfermos mentales afectados de esquizofrenia y similares...("no los tipo A" -down, parálisis cerebral, autistas...- los cuales sí que cuentan con recursos) es un fumandor empedernido. Debería ser un psiquiatra y no yo quien estableciera la conexión existente entre el tabaquismo y la necesidad de fumar del enfermo mental (de hecho, lo primero que me han pedido las enfermeras en los tres anteriores ingresos ha sido el tabaco, y que no le falte)Estoy totalmente de acuerdo en que la misión de los enfermeros no es dar fuego continuamente a los internos, pero...si no les dejan tener mecheros y nadie les da fuego...no sé cómo diantres iban a encender el cigarro. Ahí ya no entro, pues no soy yo quien debería encontrar solución a tal dilema. Se les puede quitar, como hacen, hasta su dignidad de persona, pero no les quites el tabaco porque entonces ya sí que se devienen violentos, pues les calma sobremanera su continuo sufrimiento y ansiedad. Para mi estupor, en este cuarto ingreso, casi me desmayo cuando me entero que también dentro de la unidad de agudos (donde están privados de libertad contra su voluntad y por tanto, no pueden salir a la calle a fumar, además que allí no están para tomarse una cervecita y una tapita...) se les prohíbe fumar, y no digo en las habitaciones, sino en el patio abierto, al aire libre, al cual tienen que acceder a través de una puerta, que siempre ha estado cerrada, y ellos abren y cierran precisamente para que nada de humo entrase dentro del recinto. Y todos tan "contentos" en el patio, en corrillo pacientes, enfermeros y familiares, cigarro en mano, en un ambiente medio humano, que buena falta les hace. Consecuencias de esta medida para el enfermo mental fumador (que por lo que he visto en mi dura andadura, son prácticamente todos): el personal sanitario se ha convertido para ellos en lugar de cuidadores, en "tiranos que vienen a despojarles de lo único que les calma un poco su ansiedad y el momo terrible: un cigarro". Creo que no debería ser esa su misión. En eso coincido con los internos, que demuestran a veces más sentido común que "los cuerdos". Los familiares, que sufren a la par que ellos su dolor, les llevan tabaco y mecheros, (y esto sí que me asusta pues considero peligrosísimo un mechero en posesión de un interno, pues en caso de incendio no sé cómo acabaría la cosa, ya que para acceder a la Unidad de Agudos hay que pasar por dos puertas de acero, que además no se abren a la par, para mayor seguridad (aunque curiosamente, dentro no hay ningún vigilante de seguridad, y cuando se arma una trifulca, para cuando acuden...mejor crucemos los dedos). Tienen sus "escondites" para su tabaco y mechero, y cuando ven que alguno se ha fumado el tabaco del otro !el dos de mayo se queda en pañales!. Para colmo, si alguno no fuma, se dedica a "chivar" (tal y como pretendía la Ministra de Sanidad)para que los sanitarios "les quiten el tabaco" (de ahí que, de considerarlos sus amigos y cuidadores, ahora son sus verdugos; y repito que no creo que sea esa su labor) y allí ya no se fían ni de su propia sombra. Todo son suspicacias, rencores, trifulcas, peleas entre unos y otros....El ambiente, ya de por sí más que duro de soportar porque allí están todos y todas revueltos, (tengan la patología o nivel de agresividad que tengan),se ha convertido en insoportable. Ya no existen los corrillos amables que antes se veían. Y allí a mi hijo, por culpa de esta medida, le ha cambiado hasta el carácter... se ha vuelto hasta grosero, cosa que nunca fue. Sé que todos se van a justificar aludiendo que les han puesto parches de nicotina, pero también todos sabemos que cuando no hay voluntad, estos parches no sirven absolutamente para nada, así que a mí,al menos, nadie me va a hacer comulgar con ruedas de molino. Y cuando una medida impuesta por ley hace mucho más daño a un enfermo, en este caso mental, es irracional, y va hasta en contra del código deontológico de los médicos: "el médico nunca puede hacer más daño del que intenta reparar" ...sin comentarios, y que cada uno actúe según su leal saber y entender. Lo que me llama poderosamente la atención es el énfasis en el tema del tabaco, y la poca o nula preocupación por parte de las autoridades sanitarias, por el humo irrespirable de las ciudades (que deberían ser ellos quienes pagaran de su bolsillo la sanción que nos va a caer de la UE, por incompetentes), y ...!por los accidentes en las centrales nucleares!, así como que ya hayan fabricado tantísimo armamento nuclear, que disponen de un arsenal para destruir la tierra varias veces; y yo me pregunto: cuando no quede nada ni nadie... ¿quien seguirá destruyendo qué cosa?.


18.03.2011 19:12:39 - paqui



Se me olvidó un "asuntillo" importantísimo. A saber: Nuestra galáctica Ministra de Sanidad, Leire Pajín, NO SABE (lo cual ya habla sólo por sí mismo), QUE LOS PSIQUIATRICOS LOS CERRARON HACE QUINCE AÑOS. Los públicos, me refiero. En cambio los privados NO. Por el MÓDICO precio de 3000 euros al mes, el más barato, puedes ingresar a tu familiar, eso sí, cuanto más tiempo mejor; y si no tienes dinero...me remito a lo anteriormente expuesto. Pues supongo que será en estos psiquiátricos donde únicamente se puede fumar, ya que la Unidad de Agudos, según me han "restregado" NO SE CONSIDERA TAL. !PUES QUE ME DIGAN DONDE HAY UN PSIQUIÁTRICO GRATIS SI TIENEN NARICES, porque, como he comentado antes NO EXISTEN. Y si a estos psiquiátricos son a los que la Ley se refiere, sólo me cabe añadir: !VIVAN ESTOS NUEVOS SOCIOLISTOS Y SOCIALISTAS!. Yo vivo en Andalucía, y si aquí algo funciona peor que el SAS (Servicio Andaluz de Salud) es el tema de la EDUCACIÓN. Pero respecto al mismo necesitaría escribir no un libro, sino una enciclopedia de al menos 10000000 tomos. Y, la verdad,ya estoy demasiado cansada...


21.12.2011 17:21:53 - Josse



Trabajo en un Hospital y cada dia soy mas consciente de que mucha gente apina sobre el tabaco por aquello de que es gratis, aunque se desconozca el tema.
He visto gente casi arrastrarse unido a un tubo que lo conecta a una botella de oxigeno, pero uso y abuso del tabaco.
De aquellos cigarrilos inofensivos.
Muchos de ellos son conscientes de que ese veneno que es la nicotina entra otras tantas decenas de productos que contiene, les ha arrebado la vida poco a poco.
El Estado a través de los planes de Salud, no puede hacer oidos sordos.
Sus propuestas deben ir encaminadas a que la población sea consciente del coste humano que supone el consumo de tabaco y mas cuando este es desmesurado.
Si no lo hiciera no pensaria en nosotros..
Quien no ha oido aquello,de que si me muero pues eso, me muero, es mi salud...
Pues no es asi, antes de morirse Vd. sufrirá un calvario y puede que tarde en irse al otro mundo.
Eso si conocerá Vd. a varios Pneumolos, Cardiologos, Oncologos, etc.
Ah, eso si,para eso paga Vd a la Seguridad Social...










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    La poesía de Alejandra Pizarnik
  • Publicidad

  • Autores

    Memoria del karroo (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)