Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Haruki Murakami: entre oriente y occidente (reseña de Antonio Garrido Domínguez)
  • Cine

    Entrevista a Tim Adler, autor del libro Hollywood y la mafia (Ma Non Troppo, 2008)
  • Sugerencias

  • Música

    One Man Band, CD de James Taylor (crítica de Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Violencia y política en España
  • Blog

    Nicanor Parra en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Poemas de Besos.com, de José Membrive
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
lunes, 22 de febrero de 2010
Clint Eastwood y Vittorio De Sica, cuando Harry el sucio fue dirigido por un ladrón de bicicletas
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[5144] Comentarios[0]
Imagino que sólo un cinéfilo empedernido y un tanto extravagante sepa relacionar el nombre y la obra de un mito de la cinematografía europea como Vittorio De Sica, con el de otro mito, éste del cine más comercial norteamericano, una estrella del star system de Hollywood llamado Clint Eastwood. Qué puede unir estos dos nombres, el del intérprete del polémico Harry el Sucio, y el del director italiano de películas de culto del pasado siglo como “El ladrón de bibicletas”


 

Juan Antonio González Fuentes

Imagino que sólo un cinéfilo empedernido y un tanto extravagante sepa relacionar el nombre y la obra de un mito de la cinematografía europea como Vittorio De Sica, con el de otro mito, éste del cine más comercial norteamericano, una estrella del star system de Hollywood llamado Clint Eastwood. Qué puede unir estos dos nombres, el del intérprete del polémico Harry el Sucio, y el del director italiano de películas de culto del pasado siglo como El ladrón de bibicletas.

Hombre, la respuesta no es muy compleja. Les une una película de rodada en Roma en 1966 titulada Las brujas. Película producida por Dino De Laurentis y compuesta por cinco episodios, todos protagonizados por Silvana Mangano y cada episodio dirigido por un cineasta diferente.

En 1966 Eastwood ya había protagonizado dos de sus tres célebres westerns italianos rodados con Sergio Leone: Por un puñado de dólares (1964) y La muerte tenía un precio (1965). El bueno, el feo y el malo fue rodada el mismo año en el que se rodó Las brujas. Gracias a sus spaguetti western, en 1966 Eastwood se había convertido en un actor muy popular y taquillero no sólo en Italia, sino también en Francia o Alemania. Esta fue la principal razón por la que de Laurentis contrató al futuro director de Sin perdón para que coprotagonizase el capítulo “Una noche como cualquier otra”, de Las Brujas, haciendo de marido de Silvana Mangano. El director del episodio fue de Sica, un artista irregular capaz de lo mejor como actor y director, y casi también de lo peor, característica que le emparenta precisamente con el Eastwood actual. El guión del episodio está firmado por el genial Cesare Zavattini, pero el resultado de la aventura, según los críticos , va un poco más allá de lo infame. De Sica dirigió con aburrida rutina este trabajo puramente alimenticio, y Eastwood se muestra casi impresentable en el papel de marido ensoñado de la Mangano en una comedia tan ligera e intrascendente que se queda en nada desde el primer plano.



Escena de la película Las brujas (Le Streghe), 1967 (vídeo colgado en YouTube por Stony03)

“El intento del director de crear una fantasía felliniana acerca de las ensoñaciones de una esposa frustrada es sólo un poco menos forzado que la torpe intentona de Eastwood de probar suerte en la comedia ligera”, escribió el crítico J. Hoberman en The Village Voice.

Eastwood, que venía de bordar el papel de inexpresivo y lacónico pistolero misterioso de los violentos western de Sergio Leone, estaba ridículo queriendo acomodarse a una historia en la que una aburrida e insatisfecha esposa encarnada por Mangano, sueña con su marido (Eastwood) en distintas situaciones. En efecto, la irrealidad lúdica y lúcidamente felliniana con la que de Sica se enfrentó a la historia hizo agua por todos los ángulos desde los que se la contempla.

Pero Eastwood trabajó con de Sica, pero de Sica dirigió a Eastwood. Esta realidad queda como llamativa singularidad en la llamativa historia del cine del siglo XX. 

***

Últimas colaboraciones (FEBRERO 2010) de Juan Antonio González Fuentes en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Oliver Matuschek: Las tres vidas de Stefan Zweig (Papel de Liar, 2009)

LIBRO (enero 2010): Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE (enero 2010):  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, creación, historia, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Oscar Wilde: Impresiones de Yanquilandia (por Francisco Fuster)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Carme Lafay, autora de Rojo mar (por Jesús Martínez)