Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Las consecuencias estratégicas del secesionismo catalán (por Manuel López Blanco)
  • Cine

    Entrevista a Tim Adler, autor del libro Hollywood y la mafia (Ma Non Troppo, 2008)
  • Sugerencias

  • Música

    Tango 3.0, CD de Gotan Project (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Fascinación por el Islam: Cidi Hamete Benengeli (por Antonio Medina)
  • Blog

    Marilyn Monroe danza con Isak Dinesen en el Blog de Juan Antonio González Fuentes
  • Creación

    Miguel Veyrat: Poniente
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
martes, 19 de enero de 2010
George Sand, incono del feminismo europeo
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[7272] Comentarios[0]
George Sand es hoy un icono irrefutable del feminismo europeo, ejemplo de mujer ilustrada y moderna, paradigma de los difíciles comienzos de la posterior revolución femenina, quizá la más importante de las que se vivieron en el siglo XX. En definitiva, una de las primeras mujeres famosas y relevantes a las que no le importó en exceso qué se dijera de ella en sociedad, y que siempre buscó con ahínco tanto su satisfacción personal, como expresarse en libertad y liberada de convencionalismos constrictores en sus libros y en su vida privada


 

Juan Antonio González Fuentes

Amandine Aurore Lucile Dupin (París, 1804-Nohant, 1876) publicó más de 140 novelas casi todas sobre el mismo asunto: ser mujer en la sociedad de aquel tiempo. Y lo cierto es que la señora Dupin algo sabía del asunto. Se casó con 18 años con el barón Casimir Didevant, y se divorció de él en 1835, siendo madre de dos niños. A partir de ese momento comenzó a vestir con ropa de hombre para poder acceder a lugares y ambientes parisinos que no eran muy recomendables para mujeres de su posición. Cambió incluso de nombre, y comenzó a utilizar y a ser conocida por su pseudónimo, George Sand, invención que le fue inspirada por el nombre de su amante de aquel entonces, Jules Sandeau.

A partir de ese momento empezó a sumar amores y amantes, muchos de ellos verdaderos héroes de la cultura y el arte de su tiempo: Franz Lizst, Alfred de Musset... Y sobre todo Frederick Chopin (1810-1849), con quien convivió casi una década de un amor loco y extraño, mitad maternal, mitad pasional y desenfrenado. Con Chopin viajó a Valldemosa (Mallorca) a pasar un invierno buscando la salud perdida del músico. Allí escribió Un invierno en Mallorca, pero Chopin no encontró la salud deseada. Murió de tuberculosis, y ella lo abandonó poco antes del fatal desenlace.

George Sand retratada por Eugène Delacroix (fuente wikipedia)

George Sand retratada por Eugène Delacroix (fuente wikipedia)

Todos estos avatares han logrado que la escritora pase a la historia con fama de animal sexual y devorahombres, por no emplear adjetivos más injustos y groseros. Lo cierto es que George Sand sufría abiertamente y sin ocultaciones una profunda insatisfacción sexual, probablemente la de la mujer moderna, aquella que quería gozar del sexo y no ser un mero receptáculo inerme de fluidos masculinos. Esa apetencia, ese deseo..., muy probablemente asustase a unos hombres habituados como género a no pensar en la satisfacción de la mujer. Si a esto le sumamos el que la escritora fue pionera en la práctica de experimentar para después narrar, no debe extrañar que George Sand sea hoy un icono irrefutable del feminismo europeo, ejemplo de mujer ilustrada y moderna, paradigma de los difíciles comienzos de la posterior revolución femenina, quizá la más importante de las que se vivieron en el siglo XX. En definitiva, una de las primeras mujeres famosas y relevantes a las que no le importó en exceso qué se dijera de ella en sociedad, y que siempre buscó con ahínco tanto su satisfacción personal como expresarse en libertad y liberada de convencionalismos constrictores en sus libros y en su vida privada.

***

Últimas colaboraciones (ENERO 2010) de Juan Antonio González Fuentes en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Alex Ross: El ruido eterno. Escuchar al siglo XX a través de su música (Seix Barral, 2009)

CINE:  James Cameron: Avatar (2009)

LIBRO (diciembre): Gerald Martin: Gabriel García Márquez. Una vida (Debate, 2009)

-LIBRO (noviembre): Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

-CINE (noviembre): Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009)

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009)

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios









  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    María Zambrano ante el sueño de España: Obras Completas III (por Marta López Vilar)
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Jorge Soto Martos, autor de La Rueda (por Jesús Martínez)