Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    José Fernando Siale DJangany: En el lapso de una ternura (reseña de José Cruz)
  • Cine

    In the Loop, película de Armando Iannucci (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    The Fall, CD de Norah Jones (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    La Guerra Civil española
  • Blog

    Joshua Bell toca música de Bach en el metro de Washington en el Blog de Juan Antonio González Fuente
  • Creación

    Poemas de Besos.com, de José Membrive
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
martes, 10 de noviembre de 2009
Charlie Chaplin in Zepped, una película inédita de Charlot
Autor: Juan Antonio González Fuentes - Lecturas[6034] Comentarios[1]
Morace Park, un coleccionista de antigüedades de todo tipo, vio que en el portal de subastas eBay ofrecían una vieja película en su vieja lata correspondiente, Park no dudó en pujar hasta hacerse con ella por 3 euros y medio. “Viejo filme” era el título (epitafio) con el que el objeto se subastaba. La verdad es que a Morace Park la película en sí le importaba un comino, y que lo que le hacía gracia era poseer una de esas viejas latas. Se encontró con una película titulada “Charlie Chaplin in Zepped”


Juan Antonio González Fuentes 

Juan Antonio González Fuentes

Morace Park es un inglés de pura cepa, y como tal, a nadie debe extrañar que se dedique a coleccionar, y que lo que coleccione sean antigüedades de todo tipo y condición. Cuando Morace Park vio que en el portal de subastas eBay ofrecían una vieja película en su vieja lata correspondiente, Park no dudó en pujar hasta hacerse con ella por 3 euros y medio. “Viejo filme” era el título (epitafio) con el que el objeto se subastaba. La verdad es que a Morace Park la película en sí le importaba un comino, y que lo que le hacía gracia era poseer una de esas viejas latas (piezas curiosas ya de arqueología industrial imagino) en las que antes viajaban los rollos de películas de cine en cine, de cámara en cámara, para su proyección.

Park pagó la adquisición con su tarjeta de crédito y, seamos sinceros, se olvidó por completo del asunto hasta que un día la lata y la película llegaron a su casa. Morace Park dejó el paquete sobre una mesa y tardó unos momentos en abrirlo. Cuando lo hizo se encontró con una película titulada Charlie Chaplin in Zepped. Morace se conectó a internet y navegó por la red investigando qué se decía de su reciente adquisición. Nada de nada fue el resultado. Charlie Chaplin in Zepped parecía no existir. Y entonces se produjo una casualidad de casualidades: un vecino de Park, John Dyer, había sido uno de los mandamases de la Autoridad Británica para la Clasificación de Películas, y requerida su ayuda por el buen vecino, se puso también a trabajar. La conclusión al cabo de un tiempo es que la película, como tal, era inédita. Es decir, Morace Park había comprado en eBay un película inédita del genio universal del cine por la cantidad de 3 euros y medio. Eso era todo.

La película, según aseguran ahora los expertos, está “construida” por la primera gran compañía para la que Chaplin trabajó en Hollywood, Essanay. Esta compañía montó una película de Chaplin mezclando escenas desechadas de otras películas de Charlot realizadas por ellos, con imágenes documentales de zepelines. La nueva película de Chaplin fue en un principio una artimaña de Essanay para seguirle sacando rentabilidad económica a un artista que ya les había dejado. El filme es probable que date de 1917, fecha en la que el cómico inglés cambió de compañía, y siguiendo con las probabilidades, los más seguro es que Essanay montase este trabajo en película de nitrato de 35 milímetros como contribución propagandística a la campaña del gobierno británico para concienciar a su población de no tener terror al empleo de zepelines por parte del ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial. Las escenas de la película muestran a un Chaplin que se burla sin templanza de un zepelín que acaba de realizar un ataque aéreo.



Charles Chaplin en una escena de El circo, 1928 (vídeo colgado en YouTube por jastarloaoroz)

La película Charlie Chaplin in Zepped de Essanay nunca llegó a estrenarse por los litigios emprendidos por el artista contra su antigua compañía, aunque sí llegó a clasificarse con tal nombre para su pase en Egipto, país que entonces, en plena Guerra Mundial, era un protectorado británico, hecho del que ha quedado constancia documental.

A día de hoy poco importa que Charlie Chaplin in Zepped haya sido, quizá, la primera película pirata de la historia, o que su “construcción” fuera una muestra de olfato comercial y empresarial de primer orden por parte de Essanay. Lo importante a estas alturas de la película es que ha aparecido una muestra sustancial de lo que fue la “prehistoria” del cine, una muestra de cómo se rodaba, cómo se montaban las películas, y qué tipo de secuencias se desechaban de entre las rodadas por uno de los primeros y más indiscutibles genios de la historia del cine. Charlie Chaplin in Zepped va a ser restaurada y pasada a un formato mucho más estable y duradero que el fragilísimo nitrato. La película que Morace Park compró con su lata incluida por 3 euros y medio, menos de seiscientas de las antiguas pesetas, ahora está valorada en unos 45.000 euros, casi siete millones y medio de pesetas. Morace Park es un poco más rico de lo que antes era gracias a unos cuantos desechos de Charlot, al igual que la historia del cine con mayúsculas también es mas rica, al igual que todos nosotros, ciudadanos del mundo, ciudadanos todos, querámoslo o no, chaplinianos. 

***

Últimas colaboraciones (NOVIEMBRE) de Juan Antonio González Fuentes en la revista electrónica Ojos de Papel:

LIBRO: Miklós Bánffy: Los días contados (Libros del Asteroide, 2009)

CINE : Woody Allen: Si la cosa funciona (2009)

-LIBRO (octubre): Luis García Jambrina: El manuscrito de piedra (Alfagaura, 2008)

-CREACIÓN (octubre): La lengua ciega (DVD, 2009)

-CINE (octubre): Isabel Coixet: Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

-LIBRO (septiembre):  P.D. James: Muerte en la clínica privada (Ediciones B, 2009)

-LIBRO (julio): Stieg Larsson: Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire (Destino, 2009).

-PELÍCULA (julio)Niels Arden Oplev: Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009).

Más de Stieg Larsson:

-Millenium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres (Destino, 2008)

-Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino, 2008)


NOTA: En el blog titulado El Pulso de la Bruma se pueden leer los anteriores artículos de Juan Antonio González Fuentes, clasificados tanto por temas (cine, sociedad, autores, artes, música y libros) como cronológicamente.


Comentarios
02.04.2010 17:06:41 - L



¡Me ha encantado esta entrada de blog!
Había leído por ahí esta increíble noticia, pero solamente por encima y sin entrar en detalles. Más tarde consulté la Wikipedia y mientras leía la filmografía de Charlie Chaplin vi: Charles Chaplin in Zepped (película no estrenada). Entonces puse el título en Google y vi que la noticia y el título de la película coincidían.
Me parece increíble que una cosa así suceda a día de hoy. Después de toda la información y documentos que se poseen de este gran actor, ¿nadie había encontrado nisiquiera el nombre de esta película antes?
Algo que todavía no he averiguado leyendo esta noticia es quién era esa persona que vendió la lata de la película en e-Bay. ¿Quién era? ¿Cómo llegó a sus manos? ¿Nunca miró dentro y encontró la película de Charlot? ¿Por qué la quiso vender?
Espero que estas dudas se aclaren en Lost Film Project (un documental que están haciendo los descubridores de la película).
Muchas gracias por tu entrada. El final me ha encantado.










  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Galileo y su viaje al centro del Infierno (por José María Matás)
  • Publicidad

  • Autores

    Ficciones de clase. Encuentro con Antonio Muñoz Molina (por Rosario Sánchez Romero)