Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Vladímir Vysotski: Zona Desmilitarizada
  • Cine

    (500) Días juntos, película de Marc Webb (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Contrabendo, CD de Calvin Russel (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Sartori y el multiculturalismo
  • Blog

    El “Diario de lecturas” de Alberto Manguel (blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Álvaro Petit Zarzalejos: Once noches y nueve besos
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Céline Sciamma:  <i>Tomboy</i> (2011)

Céline Sciamma: Tomboy (2011)

    GÉNERO
Cine

    TEMA
Crítica de la película Tomboy, de Céline Sciamma (por Eva Pereiro López)

    OTROS DATOS
País: Francia. Año: 2011. Duración: 82 minutos. Género: Drama. Guion: Céline Sciamma. Reparto: Zoé Héran (Laure / Mickäel), Malonn Lévana (Jeanne), Jeanne Disson (Lisa), Sophie Cattani (madre), Mathieu Demy (padre). Producción: Bénédicte Couvreur. Música: Para One. Fotografía: Crystel Fournier. Montaje: Julien Lacheray. Diseño de producción: Thomas Grézaud

    PREMIOS
Teddy del Jurado Festival de Berlín, Público Festival de Gijón y Público Frameline San Francisco
















Magazine/Cine y otras artes
Tomboy, película de Céline Sciamma
Por Eva Pereiro López, lunes, 3 de junio de 2013
Hay películas aparentemente sencillas y ligeras que no lo son en absoluto. Películas que plantean conflictos con una historia simple que no requiere de la grandilocuencia ni de los medios excesivos. Historias banales cuyo denominador común son la delicadeza y la finura. Se apunta, se sugiere y se sigue al personaje empatizando con él. Por nuestras pantallas han desfilado este año unas cuantas dignas de mención. Se me ocurren, por ejemplo, Una vida nueva de Ounie Lecomte (2009), Sólo es el principio de Pierre Barougier y Jean-Pierre Pozzi (2010) – con una sentencia histórica acerca de dónde debe guardarse la nutella – y ahora este Tomboy, de Céline Sciamma (2011), su segundo largometraje, que se adentra en la infancia y la identidad sexual.



A Sciamma le interesa ese periodo de la vida en la que las emociones ambiguas y la sensualidad están vírgenes de los protocolos sociales que los padres se encargan paulatinamente de imponer. Una inocencia de duración escasa que debería permitir la libertad de elegir su propia vida, su identidad sin preocuparse de las obligaciones sociales.

 

Laure (Zoé Heran), de 10 años, acaba de mudarse con su familia a un nuevo piso en una nueva ciudad. Tiene el verano por delante para hacerse al lugar antes de empezar el colegio. Un día decide presentarse a los demás niños de los alrededores, a los que ha estado observando jugar desde el balcón, como Michäel. Aquí empieza la mentira que su cuerpo, todavía longilíneo y sin aparente prisa por el cambio, le permite convincentemente adoptar. Michäel juega al fútbol con los demás, se baña tras colocarse un bulto de plastilina en el bañador, y se acerca a Lisa (Jeanne Disson), su nueva amiga, que acaba besándole con la confusión y felicidad que esto le provoca.

 

Laure lleva una doble vida fuera de casa que la hermana pequeña, Jeanne (Malonn Lévana) descubrirá y aceptará encantada de tener un hermano mayor que la proteja. La complicidad entre ellas desborda un relato contado con tacto siempre desde el punto de vista del niño. Pero un día se desvela la mentira y Laure sufre la humillación impuesta por una madre preocupada por los convencionalismos, que la obliga a revelar su verdadero sexo delante de sus nuevos amigos. Tomboy es, en parte, el aprendizaje de la crueldad.



Tráiler subtitulado en español de la película Tomboy, de Céline Sciamma (vídeo colgado en YouTube por CASAdePELÍCULAS)

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Reseña Premio Planeta
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Carmen Plaza, autora de Cuentos de lumbre y pesadumbre (por Jesús Martínez)