Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    La gracia irremediable. Álvaro Pombo: poéticas de un estilo
  • Cine

    In the Loop, película de Armando Iannucci (por Eva Pereiro López)
  • Sugerencias

  • Música

    Roll On, CD de J. J. Cale (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    ¿Realmente hay motivos para externalizar la gestión de un website?
  • Temas

    Los problemas de la “agricultura química” y la “ganadería industrial” (por José Manuel Naredo)
  • Blog

    José Mª de Pereda y su mundo, 1906-2006 (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    La vida desde Castle Rock (por Alice Munro)
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Menhir de Gargantans (foto propiedad de Eco-Viajes)

Menhir de Gargantans (foto propiedad de Eco-Viajes)



Couso (Moraña) - Bosque en otoño (foto propiedad de Eco-Viajes)

Couso (Moraña) - Bosque en otoño (foto propiedad de Eco-Viajes)

Petroglifos - Imagen cortesía del Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre Campo Lameiro

Petroglifos - Imagen cortesía del Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre Campo Lameiro

Couso (Moraña) - Bosque en otoño (foto propiedad de Eco-Viajes)

Couso (Moraña) - Bosque en otoño (foto propiedad de Eco-Viajes)

Hórreo en Cuntis (foto propiedad de Eco-Viajes)

Hórreo en Cuntis (foto propiedad de Eco-Viajes)

Iglesia Santa María dos Baños de Cuntis (foto propiedad de Eco-Viajes)

Iglesia Santa María dos Baños de Cuntis (foto propiedad de Eco-Viajes)


Magazine/Nuestro Mundo
Campo Lameiro (Pontevedra): corazón de piedra
Por Eco-Viajes, miércoles, 07 de noviembre de 2012
El concello pontevedrés de Campo Lameiro, considerado el "Altamira gallego", atesora la mayor concentración de petroglifos de Galicia. El pasado mes de julio se inauguraron las instalaciones del Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre. Eco-Viajes te invita a conocer el centro y, también, la magia de la comarca bañada por el río Umia.

Petroglifos - Imagen cortesía del Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre Campo Lameiro

Petroglifos - Imagen cortesía del Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre Campo Lameiro

El interior de la provincia de Pontevedra, eclipsado por el fulgor de las Rías Baixas, resulta un pequeño rompecabezas donde encajar las piezas de un mundo rural cuajado de sensaciones y sorpresas. Es, por un lado, el universo de la parroquia, la aldea y el cruceiro a la vera del camino. El de las aguas termales sanadoras, explotadas por el hombre desde el tiempo de los romanos: viejas burgas con caños humeantes donde los paisanos acuden a rellenar garrafas. Y es, también, un mundo en el que pervive, solapado con el presente, un pasado cargado de simbolismos: el de los castros prerromanos y los petroglifos grabados por el habitante de estas tierras en la Edad del Bronce.

Considerados por algunos estudiosos como simples hitos para la demarcación de los territorios o escaparates de exaltación del poder de las armas, la caza y la guerra, lo cierto es que a día de hoy esos petroglifos siguen envueltos en el misterio y continúan estremeciendo al viajero con sus certeros trazos que dibujan ciervos y enigmáticos símbolos abstractos.

Campo Lameiro. Muy cerca de Caldas de Reis, a dos pasos de la autopista que une Santiago con Pontevedra, el concello de Campo Lameiro hace de gozne entre Forcarei y la cuenca del Umia: es un territorio eminentemente agrícola y ganadero, con un perfil enrevesado y repleto de espesos bosques y parcelas roturadas, donde el viajero encontrará una de las mayores concentraciones de petroglifos de Galicia.

Dieciséis años de gestación vieron la luz definitiva a comienzos del pasado mes de julio con la inauguración, a las afueras de Campo Lameiro, del Centro de Interpretación y el Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre: 16 años en los que los arqueólogos han sacado a la luz cerca de 100 petroglifos en un área de unas 22 hectáreas de extensión. La guinda la pone el moderno complejo que alberga el Centro de Interpretación y Documentación del Parque, con una superficie de 3.500 metros cuadrados en los que se sitúa la exposición estable, la zona donde se realizan los talleres (en los que se puede ver -y practicar- desde cómo trabajan los arqueólogos en la roca hasta elaborar cestos y abalorios de la Edad del Bronce, entre otras entretenidas propuestas), y las zonas específicas para los investigadores. En el exterior, el Parque cuenta con una recreación de un poblado de la época y, además, se realizan visitas guiadas por el área arqueológica (un itinerario de 3 km de longitud con nueve estaciones rupestres panelizadas).

Moraña. En el vecino concello de Moraña, ya en la comarca de Caldas, disfruta de una de las carballeiras más densas de la ruta, la de Rozas, a las afueras del casco urbano. Luego continúa hasta Gargantans, parroquia en la que se levanta el menhir más conocido de Galicia. Lo encontrarás fácilmente siguiendo las indicaciones desde el pueblo. Y, por último, hay que hacer un alto en Amil: en el Santuario de Nuestra Señora de los Milagros, de base octogonal, se realiza una de las romerías más multitudinarias de Galicia (en el mes de septiembre). El templo, construido a mediados del siglo XVIII, está ubicado junto a otra preciosa carballeira. Cristina García Rodero inmortalizó en sus fotografías algunos de los momentos más mágicos de la misma.

Cuntis y Caldas de Reis. En la villa de Cuntis abre sus puertas el mayor balneario de Galicia: Termas de Cuntis. Pasea por su recoleto centro, por la zona de las Burgas y de la iglesia de Santa María de los Baños y la Plaza de los Árboles. Aprovecha para visitar el museo Terra Termarum (tel. 986 53 26 68): cuentan con un pequeño espacio con piezas de alfarería encontradas por los arqueólogos locales en el cercano castro fortificado de Castrolandín y, en el taller, se han especializado en la producción de piezas de alfarería inspiradas en las encontradas en el yacimiento castreño. Desde aquí se organizan recorridos guiados combinados con una sesión en el balneario por 20 € (los niños, a mitad de precio) y visitas al yacimiento.

Cuntis - Castrolandín (foto propiedad de Eco-Viajes)

Cuntis - Castrolandín (foto propiedad de Eco-Viajes)

A las afueras de Cuntis, en dirección hacia Caldas, puedes desviarte hasta los petroglifos de Outeiro de Ran y Outeiro do Moucho. Caldas de Reis, la “mansio de Aqvis Celenis” de la Vía Romana XIX (entre Bracara Augusta, la actual Braga, y Asturica Augusta, Astorga), conserva también su barrio de las Burgas. No dejes de pasear por el Jardín Botánico y disfrutar de su coqueto puente romano.

Más información:

Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre Tel. 986 69 60 66.

Mancomunidad Turística Terras de Pontevedra Tel. 986 09 08 90. 

DORMIR

Casa A Pedreira (Troáns – Cuntis. Tel.  610 21 21 47). A las afueras de Cuntis, y rodeada por una finca de unos 8.000 metros cuadrados, A Pedreira es uno de los alojamientos rurales pontevedreses con más encanto. Rústico y elegante, dispone de 10 habitaciones. Por 72 €.

Casa rural Torre do Río (San Andrés de César - Caldas de Reis. Tel. 986 54 05 13). Situada en un meandro del río Umia, a las afueras de Caldas de Reis, Rodrigo y Begoña pusieron en marcha en 2007 esta exclusiva casa rural en parte de las edificaciones que integraban un complejo textil del siglo XVIII. Cuenta con diez exclusivas habitaciones donde se respira sosiego: gruesos muros de piedra, sábanas y albornoces de algodón, forja en los cabeceros y suelos de madera. Entre 80 y 100 €.


Nota de la Redacción: agradecemos a la dirección de la web www.eco-viajes.com, Pepo Saz Paz y Malva Rico Zamora, su generosidad por permitir la publicación de este artículo en Ojosde Papel. Si desean ver más fotos e información, pueden hacerlo pinchando AQUÍ.

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Elegía, de Philip Roth
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista al escritor Manuel Moya, traductor de Libro del desasosiego de Fernando Pessoa