Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Mala, CD de Devendra Banhart (por Marion Cassabalian)
  • Cine

    Vicky Cristina Barcelona de Woody Allen, razones para un acercamiento (por J.A. González Fuentes)
  • Sugerencias

  • Música

    Ols Ideas, CD de Leonard Cohen (por Marion Cassabalian)
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    El agua en el mundo
  • Blog

    Libro de las alucinaciones, de José Hierro (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    La huida de mamá Uro, por JMDavies
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Canal de Castilla (foto propiedad de Eco-Viajes)

Canal de Castilla (foto propiedad de Eco-Viajes)



Medina de Rioseco: dársena del Canal de Castilla (foto propiedad de Eco-Viajes)

Medina de Rioseco: dársena del Canal de Castilla (foto propiedad de Eco-Viajes)

Medina de Rioseco (foto propiedad de Eco-Viajes)

Medina de Rioseco (foto propiedad de Eco-Viajes)

Canal de Castilla, esclusa número 7 (foto propiedad de Eco-Viajes)

Canal de Castilla, esclusa número 7 (foto propiedad de Eco-Viajes)


Magazine/Nuestro Mundo
Castilla en barco: la aventura del Canal
Por Eco-Viajes, viernes, 04 de mayo de 2012
Un capitán cubano y todo el horizonte de los Campos Góticos por delante. Bienvenidos a bordo: la travesía por el Canal de Castilla comienza en Medina de Rioseco. Valladolid se cuelga los hábitos del otoño en la Ciudad de los Almirantes

Canal de Castilla: barco Antonio de Ulloa (foto Eco-Viaje)

Canal de Castilla: barco Antonio de Ulloa

En la dársena de Medina de Rioseco (Valladolid), la más grande de todas con las que cuenta el Canal de Castilla, mueren los 78 km de su Ramal de Campos, el tercer brazo de un proyecto inconcluso que se desarrolló entre los siglos XVIII y XIX y que significó, a la postre, la mayor obra de infraestructura civil que afrontaría el sueño de la razón ilustrada en España. Un proyecto de canales de navegación por el interior de la Castilla cerealista con patente francesa que nunca llegó a buen puerto: la crisis financiera de la Corona, las guerras e invasiones que afrontó el país y, finalmente, el desembarco del ferrocarril, acabaron con la idea de hacer navegable la vieja Castilla de norte a sur, entre Santander y Segovia.

El tamaño de la dársena de Medina de Rioseco indica a las claras la magna envergadura de la empresa. Siete esclusas, la mayoría de ellas hoy en desuso, que unen la llamada Ciudad de los Almirantes con el punto en el que el 16 de julio de 1753 comenzaron las obras del Canal: Calahorra de Ribas, en el término municipal de Ribas de Campos (Palencia). Los más de siete kilómetros que separan Medina de la exclusa nº 7, en Tamariz de Campos, todavía por tierras vallisoletanas, son el espacio de navegación interior que promociona la Diputación de Valladolid a través del barco Antonio de Ulloa (nombre que homenajea la figura del primer director de la obra a mediados del XVIII).

Se trata de un recorrido por la Historia que comienza en el almacén nº 2 de la dársena, antaño lugar de almacenaje de las mercancías que remontaban en barcazas el canal y, a día de hoy, flamante Centro de Recepción de Viajeros. Una pequeña exposición sobre la obra y su Ramal de Campos, y una tienda de recuerdos, esperan a los pasajeros que se embarcan en el Antonio de Ulloa para una travesía que dura dos horas y media (ida y vuelta), en la que contarán con una guía que les pondrá al día sobre los planes, los antecedentes y los logros. Un largo viaje hacia el corazón más verde de la Tierra de Campos vallisoletana.

La anécdota la pone el capitán del Antonio de Ulloa, de origen cubano, manejando con destreza y sencillez la nave entre los muros de sillar calizo y el apretado bosquete de ribera, un refrescante trazo dibujado con tiralíneas en la placidez de la llanura cerealista. Aunque el momento más singular de la travesía tiene lugar cuando el barco alcanza la esclusa nº 7, frente a una destartalada fábrica de harinas, y el capitán pone en marcha la operación de amarre de la nave antes de iniciar la apertura de las compuertas que facilitan el paso del Antonio de Ulloa hasta la siguiente línea de navegación (durante los meses del estío es posible incluso alcanzar todavía el trayecto hasta la esclusa nº 6, en dirección a Capillas y Sahagún el Real).

De regreso a la monumental Medina de Rioseco es preceptivo pasear con calma por el casco antiguo, perderse por sus estrechas rúas donde todavía huele a pan candeal recién horneado y a rosquillas de anís y a mantecados. Frente a la dársena del canal encontrarás todas estas delicias de repostería en la Panadería Elías Marcos (Escoba, 10). Luego todos los caminos conducen a la Rúa Mayor: sus añosos soportales, de losas desgastadas y columnas de madera cuarteada, son uno de los tesoros de la localidad, que goza del título de ciudad desde el año de 1.632 por orden del rey Felipe IV. Bajo ellos podrás escuchar los ecos seculares de ferias y mercados. Los pasos de los comerciantes perdidos en el babel del tiempo.

Sobre el apretado caserío medieval destaca el cuerpo barroco de la torre de la iglesia de Santa María de Mediavilla, un faro desde la distancia en esta Tierra de Campos. El templo, conjunción de diferentes estilos constructivos, como mandan los cánones, atesora en su interior una de los conjuntos de escultura y cantería más bella de la región: la capilla de los Benavente, de mediados del XVI. No olvides preguntar por la leyenda del cocodrilo. Luego retrocede sobre tus pasos hacia la Rúa Mayor y desembocarás en la Plaza de Santa Cruz. En el templo del mismo nombre se sitúa el Museo de Semana Santa (tel. 983 72 50 26). La Plaza Mayor, el Museo de San Francisco y las puertas que perviven de la muralla medieval son otros de los atractivos turísticos de Medina de Rioseco que no hay que perderse.

MÁS INFORMACIÓN:

Centro de Recepción de Viajeros del Canal de Castilla en Medina de RiosecoTel. 983 70 19 23

Diputación de ValladolidTel. 983 42 71 00

Oficina de Turismo de Medina de RiosecoTel. 983 72 03 19

DORMIR:

Hotel Los Almirantes(San Juan, 36. Tel. 983 72 05 21). Situado frente a la dársena del Canal, cinco estrellas que cuenta con 17 suites y un spa tailandés. Comodidad y lujo a partes iguales. Desde 80 € (sin desayuno).

COMER:

Restaurante Santamaría (Plaza de Santamaría, 7. Tel. 983 70 07 46). Para degustar las especialidades típicas de Medina sin salir del casco antiguo:  ensalada de bacalao, chipirones a la plancha, chuletillas de lechazo o lechazo asado. Por unos 35 €.



Nota de la Redacción:
agradecemos a la dirección de la web www.eco-viajes.com, Pepo Saz Paz y Malva Rico Zamora, la gentileza por permitir la publicación de este artículo en Ojosde Papel. Si desean ver más fotos y el vídeo del reportaje, pueden hacerlo clicando AQUÍ.

  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Meredith Haaf: Dejad de lloriquear (por Bernabé Sarabia)
  • Publicidad

  • Autores

    Brooklyn Follies, de Paul Auster (reseña de Justo Serna)