Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Thoreau, Ortiz, De Negri, Ellsberg, Sulzberger, Bradlee, Manning, Snowden, et al
  • Cine

    Enfermos en serie. Cómo tratar a Tony Soprano (por Justo Serna)
  • Sugerencias

  • Música

    Un día en el mundo, CD de Vetusta Morla (crítica de Francisco Fuster)
  • Viajes

  • MundoDigital

    Por qué los contenidos propios de un web son el mayor activo de las empresas en la Red
  • Temas

    Jóvenes (por Renward García Medrano)
  • Blog

    Thelonius Monk en español (blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Entonces llegamos al fina, por Joshua Ferris
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Gustavo Franco y Jesús Martínez: <i>Molly. Historia de los centros de menores en Cataluña</i> (Ediciones Carena, 2010)

Gustavo Franco y Jesús Martínez: Molly. Historia de los centros de menores en Cataluña (Ediciones Carena, 2010)

    AUTORES
Gustavo Antonio Franco Cruz (Cartagena de Indias, Colombia, 1979) y Jesús Martínez Fernández (Barcelona, España, 1975)

    CURRICULUM DE GUSTAVO FRANCO
Como periodista ha desarrollado su carrera en España, Colombia y Ecuador. También ha estado en Cachemira (India), donde ha sido uno de los primeros periodistas occidentales en visitar las fosas masivas identificadas por la sociedad civil. Como reportero desde los 20 años, ha pasado por las redacciones en las que los periodistas hacen fi la para sentarse al ordenador, y otras en las que sobran las máquinas. Actualmente es colaborador del diario Público en Barcelona

    CURRICULUM DE JESÚS MARTÍNEZ
De sus frecuentes visitas al vecino y escritor Francesc Candel, guarda sus consejos periodísticos, que se reducen a la honradez en el oficio. Formado en la revista local L’Informatiu de Sants, ha colaborado en las ediciones dominicales de El Periódico de Catalunya y La Vanguardia. Especializado en reporterismo, ha ganado el premio de periodismo Manuel Alcántara, que otorga Diario Sur. Imparte clases de posgrado en la Universitat Autònoma de Barcelona



Jesús Martínez y Gustavo Franco

Jesús Martínez y Gustavo Franco


Creación/Creación
Gustavo Franco y Jesús Martínez: Molly. Historia de los centros de menores en Cataluña
Por Jesús Martínez y Gustavo Franco, viernes, 3 de septiembre de 2010
La novela que el lector tiene en las manos, Molly. , obra de Gustavo Franco y Jesús Martínez fue, anteriormente, un reportaje periodístico. Las circunstancias requirieron un cambio de genero que le ha venido bien. El fondo es el mismo: la vulnerabilidad de los niños que nacen en las cada vez mas nutridas filas de los desamparados sociales y la posibilidad de que, al serles retirada la tutela a los padres biológicos, vayan de Guatemala a Guatepeor.
Para incrédulos

Esta es la historia de la inmigrante kazaka Molly Malone, una mujer ofuscada por las normativas internas y los reglamentos. A Molly, que llego a Barcelona sin recursos económicos, los servicios sociales de la Direcció Total d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DTAIA) de la Generalitat de Cataluña le arrebataron a su única hija, Sara, en 2001, justo un año después de haberla parido. “Molly es una mujer inestable”, dictaminaron los trabajadores de la Administración. A Sara la pasearon por varios centros de menores. Durante dos años, Molly Malone luchó contra viento y marea para conseguir que le devolvieran a la niña. Y ganó.

INTRODUCCIÓN. El despecho por un oficio perdido

Gustavo.—A mí me gusta la historia de los chinos —dijo apretando los puños— pero es que son tan herméticos...

Jesús.—Sé de qué hablas. Sólo estuve media hora tomando café con la traductora del director mexicano —puntualizó— y no pasamos de las sonrisas.

Gustavo.—¿Ese que rodó una película con chinos y gitanos en Santa Coloma de Gramenet? ¿Cómo es que se llama?... ¿Iñárritu?

Gustavo no quiso interrumpir la obviedad del silencio, que le dio la respuesta. Ambos descartaban así investigar el misterio de las tragaperras con truco, o más bien, los chinos con truco para sacarle las monedas a la máquina. A los otros temas discutidos en la mesa de un bar también les faltaba algo: la mafia rusa, los suicidios en las cárceles y todos los hechos nunca-contados-como-nosotros-los-vemos... En el mail lo había resumido así:

“1. El tema de los centros de menores. Existen diversas denuncias de padres a quienes, supuestamente, se les ha quitado la potestad de sus hijos. Se sabe que están controlados por la Administración, pero son fundaciones o centros gestionados por particulares que reciben del Estado dinero por cada menor. Hay quien sospecha que esto se ha convertido en un negocio. Es decir, cuantos más menores en los centros, más contentos sus administradores. Existen plataformas de afectados y también está de por medio la discriminación de la pobreza. ¿Es malo Gustavo Franco y Jesús Martínez ser pobre? ¿Es causa suficiente para separar a un menor de su familia? Se dice que en el patronato de algunos centros hay políticos y personas influyentes. El caso de Molly Malone, a quien le sustrajeron a la niña, es paradigmático.

2. Suicidios en las cárceles españolas. Basta navegar un poco por Internet para conocer las cifras escandalosas. La tasa es mucho más elevada que entre la población no reclusa.

3. Tratamiento de desechos informáticos. Llevo algún tiempo detrás de este tema, pues, al parecer, los datos de tratamiento adecuado —facilitados por empresas dedicadas a ello y por la agencia derivada de la Generalitat— no corresponden con el volumen de desechos generados. ¿Terminan los desechos informáticos de Cataluña en algún descampado de África o de la India? La forma más probable de ‘exportar’ esta basura es por vía marina, y Barcelona es un puerto.”

Jesús.—Y ¿esa mujer a quien le han quitado a la hija?

Efectivamente, tenían así un rostro y una tragedia urbana. En alguna parte habían leído: “La fuente de creación, al fin y al cabo, es siempre la realidad”. Los periodistas Gustavo
Franco y Jesús Martínez creían en esta máxima antes de conocerse. Cada uno por su cuenta se ganaba la vida como podía, metiendo crónicas y reportajes ahí donde les dejaran. Por aquella época, Jesús hacía guardia los fines de semana en la edición online de ADN, una publicación gratuita en la órbita de la Galaxia Planeta. El otro trabajaba en la redacción de Tribuna Latina, un diario digital dirigido, principalmente, a la inmigración latinoamericana en España. Pero todavía pertenecían a esa generación de periodistas que publicaba sus mejores trabajos en papel. El primero, para El Periódico y La Vanguardia; el segundo, para Público. Bastaron un par de charlas para darse cuenta de que era inevitable realizar un proyecto juntos. Así, Jesús y Gustavo, Tavo, decidieron hacer un reportaje de largo aliento.

Gustavo.—Pues dale. Qué más da si nadie le hace caso... — intervino. Afuera, una tímida lluvia invernal mojaba las calles estrechas del Gótico barcelonés. Se sentía seguro en aquel lugar, la Granja Viader, una histórica chocolatería que el otro
periodista solía escoger para sus encuentros.

Jesús.—Yo empezaría con el juicio —se apresuró a decir. 


Nota de la Redacción: agradecemos a Ediciones Carena en la persona de su director, José Membrive, la gentileza por permitir la publicación de este fragmento del libro de Gustavo Franco y Jesús Martínez, Molly. Historia de los centros de menores en Cataluña (Carena, 2010). 
  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    La cuestión religiosa en la Segunda República
  • Publicidad

  • Autores

    Entrevista a Eva María Ruiz, autora de La verdad Scarlata (Jesús Martínez)