Director: Rogelio López Blanco      Editora: Dolores Sanahuja      Responsable TI: Vidal Vidal Garcia     
  • Novedades

    Una lectura de “Lo que dijimos nos persigue” (Pre-Textos, 2013), de Nikola Madzirov
  • Cine

    Errol Flynn: Autobiografía. Aventuras de un vividor (T&B Editores, 2009)
  • Sugerencias

  • Música

    Roots and Grooves, de Maceo Parker
  • Viajes

  • MundoDigital

    La creación de contenidos web en la era de la economía de la atención
  • Temas

    Intolerancia (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)
  • Blog

    Guillermo Brown, capitán de Los Proscritos (Blog de Juan Antonio González Fuentes)
  • Creación

    Miguel Veyrat: Poniente
  • Recomendar

    Su nombre Completo
    Direccción de correo del destinatario
Aki Kaurismäki: <i>Le Havre</i > (2011)

Aki Kaurismäki: Le Havre (2011)

    GÉNERO
Cine

    TEMA
Crítica de la película Le Havre, del director Aki Kaurismäki (por Eva Pereiro López)

    FICHA TÉCNICA
Guión: Aki Kaurismäki. Países: Finlandia, Francia y Noruega. Año: 2011. Duración: 93 minutos. Género: Comedia dramática. Reparto: André Wilms (Marcel Marx), Kati Outinen (Arletty), Jean-Pierre Darrousin (Monet), Blondin Miguel (Idrissa), Elina Salo (Claire), Evelyne Didi (Yvette). Producción: Aki Kaurismäki, Fabienne Vonier y Reinhard Brunding. Fotografía: Timo Salminen. Montaje: Timo Linnasalo. Diseño de producción: Wouter Zoon. Vestuario: Frédéric Cambier




















Magazine/Cine y otras artes
El Havre (Le Havre), película de Aki Kaurismäki
Por Eva Pereiro López, miércoles, 01 de febrero de 2012
El universo de Aki Kaurismäki es muy particular, sus películas parecen pertenecer a otra era, tal vez la del vinilo, o quizá sean simplemente atemporales, pero son, sin duda, un desafío al paso de la modernidad entendida como era digital, y están llenas de humor negro e ironía, como Le Havre.


Le Havre, puerto industrial del norte de Francia, es un cuento sobre la solidaridad, un cuento de cómo deberían ser las cosas a partir de cómo son en la realidad. Se trata de un ejercicio deliberadamente ligero cuya intención es concienciar al público sobre el tema de la inmigración, despertando sutilmente en el espectador el sentimiento de culpa acerca de ciertas actitudes reprobables provocadas por las políticas actuales de las que, en el mejor de los casos, ya somos conscientes.


Arletty (Katy Outinen) y Marcel Marx (André Wilms) viven en un barrio sencillo con su perra Laïka. El es limpiabotas y tiene como máxima mantenerse alejado de los problemas, es decir, de la policía. Pero esto último resultará difícil cuando en su camino se cruza Idrissa (Blondin Miguel), un chaval de Gabon que acaba de llegar a Francia de forma ilegal en un contenedor de mercancías que iba rumbo al Reino Unido.

Buscado por la policía, Idrissa aceptará la ayuda de Marcel y la de todos los vecinos del barrio, la panadera, el tendero, la dueña del bar y sus clientes atemporales. Incluso la actitud del Detective Monet (Jean-Pierre Darroussin), fiel recuerdo del inolvidable y torpe Inspector Clouseau (personaje de ficción creado en el 63 para la saga de La Patera Rosa protagonizada por Peter Sellers), con su gabardina, su sombrero y sus guantes – negros en esta ocasión, eso sí -, acaba sorprendiendo. Y qué decir del malo más malo, que es el único personaje que posee un móvil.

Le Havre defiende una sólida e íntegra idea de comunidad que se apoya ante las dificultades y vapuleos de la vida, recordándonos también que existen, a pesar de todo, momentos fugazmente bellos y que lo sencillo es comportarse decente y humanamente. Sopla en esta película además un fresco espíritu antiautoritario – maravillosa escena, por absurda, la de la apertura del contenedor lleno de inmigrantes con los CRS armados hasta los dientes - y una rectitud que es de agradecer. Sí, Le Havre es un cuento de humor negro para adultos cuya conclusión es que el heroísmo del protagonista no debería ser tal, si no más bien algo totalmente corriente.



  • Suscribirse





    He leido el texto legal


  • Reseñas

    Amable Arias: La mano muerta (reseña de Rogelio Blanco Martínez)
  • Publicidad

  • Autores

    Memoria del karroo (por Miguel Ángel Sánchez de Armas)